domingo, 19 de octubre de 2014

Estopa de la buena

José Sanclemente, entre Paco Camarasa, a la izquierda, y Toni Iturbe, durante la presentación del Esta es tu vida en la librería Negra y Criminal. /ANA PORTNOY
(Rosa Mora)
José Sanclemente es economista y posee una enorme experiencia en los medios de comunicación. Fue consejero delegado del Grupo Zeta, consejero de Antena 3 TV, presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles, fundador del diario ADN, asesor de empresas periodísticas, socio fundador de la revista Alternativas económicas, presidente de eldiario.es… Hace unos años pensó en escribir sobre todo ese conocimiento acumulado. Descartó el ensayo y se decidió por la novela policiaca, con la convicción de que así le leería más gente.

En Tienes que contarlo (2012) abordó la crisis de la prensa escrita, la publicidad e Internet. En No es lo que parece (2013) trató del mundo de la radio, de la edición y de los gabinetes de comunicación y en Esta es tu vida, que acaba de aparecer, los aspectos más feos de la televisión. Las tres están protagonizadas por la pizpireta periodista Leire Castelló y por el inspector Julián Ortega.

El cadáver desnudo de Lucía, una mujer que participaba en el reality Esta es su vida, aparece colgado, atado por las muñecas al badajo de una de las campanas de la iglesia de Alella, un pequeño pueblo de la cosa barcelonesa.

El repugnante concurso investiga la vida entera, los aspectos más íntimos, de los participantes. Manipula a placer. El asesinato de Lucía provoca una euforia mortal en la cadena de televisión, hasta el punto de que, para exprimir más la tragedia, mezcla informativos con telerrealidad, para desesperación de Leire, que trabaja en un informativo de la mañana.

La historia va mucho más allá. ¿Quién está detrás del horrible crimen? Ahí, la novela alza el vuelo.

Los Mártires de Cristo, una congregación católica fundada en México por el sacerdote pederasta Mario Medel tiene intereses económicos que van más allá de lo confesable. Y también una empresa de semillas transgénicas, patrocinadora del programa, que se fusiona con otra de pesticidas. Sanclemente se inspira en casos reales: los Legionarios de Cristo fundados por el pederesta Marcial Maciel, amparado por algún que otro Papa, y empresas con nombre y apellido.

Esta es tu vida es un interesante paso adelante de Sanclemente. Es un autor entusiasta (una novela por año), pero no un gran narrador, aunque, a pesar de ello, lo que cuenta tiene mucho interés. En Esta es su vida se percibe su progresión.

  • La novela está mejor estructurada que las anteriores. Por ejemplo, cómo enlaza la corrupción y los desmanes de la cadena de televisión con las funestas empresas agrícolas o los manejos de esa congregación católica. Sanclemente reparte estopa de la buena contra la Iglesia. En esto, es reconfortante.

  • Está mejor ambientada. Alella, donde vive el autor, El Masnou o, sobre todo, Barcelona nos resultan más próximas y reconocibles.

  • Los personajes están más trabajados, aunque Leire, tan guapa, tan honesta que siempre pierde el curro por sus principios, tan heroína, sigue pareciendo poco creíble. Aunque, atención, ahora no se sube con tacones de palmo a la estructura que monta su cadena de televisión para poder transmitir justo enfrente del campanario de la iglesia del asesinato. Estupendo el siniestro monseñor Ibáñez, secretario de arzobispo, que todo lo sabe, y que está dispuesto a que los Mártires de Cristo rijan “los designios de la Iglesia del futuro” y ganen mucho dinero. Acertados asimismo los directivos de la cadena.

En fin, a los lectores de Sanclemente no hay que convencerles. Los otros tienen la oportunidad de descubrir a un autor que sabe mucho y que cada vez lo cuenta mejor.

Esta es tu vida
José Sanclemente
Roca Editorial
286 páginas. 15,90 euros. 6,64 euros ebook





martes, 7 de octubre de 2014

Los buenos picoletos de Lorenzo Silva

(Rosa Mora)
Las novelas negras de Lorenzo Silva (Madrid, 1966) podrían resultar aburridas, pues su serie protagonizada por el brigada de la Guardia Civil Rubén Bevilacqua  y la sargento Virginia Chamorro detalla minuciosamente -hasta la saciedad- los procedimientos y métodos de este cuerpo de seguridad del Estado. Pero, no lo son. Además de ser un excelente narrador, Silva aborda una gran variedad de temas y, generalmente, lo hace desde un punto de vista crítico.
  En la reciente Los cuerpos extraños trata la corrupción urbanística, el blanqueo de dinero, la prostitución, el chantaje y la ominosa presencia de la mafia napolitana.

 En una localidad, cuyo nombre no se menciona, de la costa valenciana, aparece asesinada su joven alcaldesa. Bevilacqua, Chamorro y el cada vez menos novato agente Juan Arnau viajan desde Madrid para hacerse cargo del caso. La primera pista les lleva a la agitada vida sexual de la regidora, pero pronto se encuentran en una situación complicada, en la que intervienen diferentes unidades de la Benemérita, como la de delitos económicos y corrupción o los propios compañeros valencianos.

Aspectos excelentes de Los cuerpos extraños:
  • La madurez de los protagonistas. Bevilacqua está próximo a los 50 años y Chamorro, a los  40, y se nota. Él mantiene una incierta relación con una atractiva juez, pero no se siente seguro. Ella descubre que no podrá ser madre. Vila, como le llaman sus colegas, es un tipo muy leído y algo machista, como le reprocha Virginia. Pero, en lo esencial -honestidad, implicación, afán de justicia-, ambos siguen como siempre, quizá un poco más escépticos.
  • El uso progresivo de las nuevas tecnologías, casi siempre a cargo de agentes más jóvenes.
  • La paciencia en la investigación. Como en anteriores novelas, es una de las claves del trabajo de Vila, que afronta ahora una compleja indagación que dura más de cuatro meses. El brigada sufre presiones, debe informar puntualmente a sus superiores y al final solo es felicitado por sus jefes más próximos. En el fondo, a nadie gusta demasiado que estén implicados en esta turbia historia algunos cargos del partido en el poder. Lo que cuentan es muy verosímil.
 No es la primera vez que Silva trata el tema de la corrupción. Ya lo hizo en El alquimista impaciente (premio Nadal, 2000), un entramado de negocios sucios, y en la excelente La marca del meridiano (premio Planeta, 2012), la corrupción en el propio cuerpo.
 Cada vez lo hace mejor, por eso sorprende su pequeña trampa, innecesaria. Bevilacqua narra en primera persona y nos va informando con todo detalle de todo lo que ocurre… hasta superadas las 300 páginas. A partir de ahí, tienen un sospechoso, pero, probablemente, para lograr un mayor suspense, se convierte en “aquel nombre” o “aquella persona”. No hacía falta ocultar esa información al lector. Los cuerpos extraños tienes un buen argumento. Nos hubiera atrapado igual.

Los cuerpos extraños
Lorenzo Silva
Destino
348 páginas. 18,50 euros. 9,99 euros ebook.